Riñones, los odio.

Eternamente.